LA AUTOSUGESTIÓN DEL SUBCONSCIENTE - TODO TIPS

domingo, 31 de marzo de 2019

LA AUTOSUGESTIÓN DEL SUBCONSCIENTE



La Autosugestión es una ciencia que nos permite explorar el gran poder encubierto por nuestro subconsciente. Para una correcta autosugestión del subconsciente se requiere una alimentación espiritual del mismo con pensamientos creadores que deben ser fijados en su conjunto con insistencia, sin apresuramientos pero sin pausa. Ello va a permitir que aparezcan  espontáneamente las ideas alternativas de prosperidad, de éxito y de solución a sus problemas.

La Autosugestión es una alternativa más óptima que la Hipnosis, esta última depende de la acción de un médico que accede al subconsciente del enfermo mediante sugestiones positivas. ¿Pero acaso no es cierto que esas sugestiones del médico lo que hacen es estimular la propia capacidad de sugestión del paciente? 


Es decir, el médico sólo esta siendo un medio para que el paciente se cure por si solo mediante órdenes propias al subconsciente. De lo dicho, se desprende que la hipnosis ya no sería necesaria, si la persona se siente en capacidad y le estimula el hecho de lograr mejoría en su vida. Claro la hipnosis puede ser prescindible salvo en casos extremos donde el tiempo de espera no sea posible por alguna dolencia que deje al paciente en una crisis al borde del abismo.


Al margen de lo anterior, es mejor que las personas tengan consigo el arma de la Autosugestión para recurrir a ella en defensa de su bienestar físico y mental. Además que una persona sepa realmente autosugestionarse le da una independencia que sin duda le va a servir para obtener mayor confianza en si mismo.


Es bueno recordar que todo nuestro entorno tiene que ver con sugestiones, de hecho a diario, las recibimos y desde que nacemos- los padres, las escuelas, las universidades, los medios de comunicación, etc., etc., etc. En estos tiempos se hace cada vez más difícil lograr la independencia mental porque muchas veces la TV,el Internet y demás medios nos saturan, no nos dan espacio para pensar en nuestro fuero interno, no nos permiten entrar en el silencio que es el camino para escuchar a nuestra alma y además que somos negligentes al no hacer algo por evitar la enorme cantidad de información nociva que entra a nuestro subconsciente como sugestiones externas. 


Claro, es cierto también que las sugestiones externas entran a la mayoría de las personas, y éstas si apenas las perciben, otras son más conscientes de ellas e intentan hacer algo, pero la fuerza de voluntad muchas veces no es suficiente. 


La alternativa de solución en nuestras vidas es la sugestión interna hecha por nosotros mismos o sea la Autosugestión. No hay otra forma de lograr esto, sino siendo constantes- perseverar, perseverar, y perseverar- en aseveraciones que estimulen, que motiven al desarrollo mental, al crecimiento espiritual, y también en aseveraciones que contrarresten y neutralicen sugestiones indeseables y perjudiciales por parte de agentes externos.
Lo ideal es que cada persona sea capaz de crear sus propias pensamientos o frases que deberían ser grabadas en la mente, al inicio de la misma forma en la que uno se graba un número telefónico o una dirección, y luego grabarla como si fueran ordenes tácitas que se den al subconsciente.


Cada caso requeriría de “ordenes” específicas según las necesidades propias. En general, podríamos dar algunos ejemplos: “cada día que pasa crezco más y más”, “igual seguiré avanzando, los errores son parte del proceso”, “perseveraré, perseveraré y aparecerá la fe”, “una vez que tenga fe, los milagros aparecerán”, “mi mente es mi mayor riqueza, con ella lo puedo todo”, “puedo conseguir, hasta lo inimaginable”, “no existen límites, mi deseo ardiente lo haré realidad”


En situaciones específicas, la autosugestión funciona, y muy bien- cuando en determinadas circunstancias uno siente temor, o es susceptible a algo, una adecuada “orden” hace recordar a la mente lo perjudicial o inútil de un sentimiento, y entonces se produce de inmediato una acción que nos estimula a cambiar la emoción negativa por un sentimiento positivo. En este punto aclaremos que aun cuando algunos autores entienden que no se debe “ordenar” sino “sugerir dócilmente” al subconsciente la ideas positivas, lo importante es que al introducir la información en él, provoquemos un autoconvencimiento de la inutilidad de los pensamientos negativos, así como el beneficio que nos va a representar asimilar las ideas de alegría, optimismo, confianza, seguridad, bondad y todo lo que sea positivo para uno.


Es necesario que uno desarrolle un mecanismo en su mente, algo que sea de la propia cosecha de uno, y que sea como una alarma que suena dentro del cerebro que nos esta avisando que el enemigo en forma de emociones negativas pretende entrar. De esa manera, acostumbraremos a nuestra mente consciente y subconsciente a una autodisciplina que permitirá adquirir la confianza, seguridad y armonía que queremos en la vida. 
Además aprender a autosugestionarse, es aprender a quererse a si mismo, estimúlece pensando en todas las cosas que puede alcanzar, en todo lo que puede sucederle.


Yo diría: “Si usted va en plano ascendente hacia sus sueños, resbalará por momentos, pero si su meta es la cima, y no la ha perdido de vista, allí llegará”

MARDAM

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Uso cookies para darte un mejor servicio.
Mi sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Acepto Leer más